Las pastillas amarillas

Las pastillas amarillas
FacebookTwitterGoogle GmailEmailPrint

Hay un proverbio oriental que dice: “Hasta una hormiga negra debajo de una piedra negra en una noche negra Dios la ve”. El Señor no deja de sorprender con sus detalles de Amor Poderoso. Te cuento lo que acabamos de verle hacer.

Este fin de semana pasado estuve en el Paso, Texas predicando en un Congreso de Evangelización junto a mi amigo Sergio Soto. Se hizo en el Gimnasio de una Escuela Pública. Estaba lleno de gente.

En un momento de oración entre muchas sanaciones, palabras de conocimiento y confirmaciones de como actúa el Poder de Dios en medio de Su amado pueblo tuve una visión o imagen mental. En ella ‘veía a alguien coqueteando con la idea de suicidarse y que en sus manos tenía unas pastillas de color amarillo”. Lo comuniqué diciendo además: “Si estás aquí obviamente no te haz quitado la vida, pero aún las guardas para hacerlo y Dios ha venido a salvarte”. Seguimos la oración y con otras palabras y sanaciones físicas confirmadas.

Pero luego Sergio, que me acompañaba en la oración, dijo la siguiente palabra de conocimiento: “Esta persona tiene aquí una de estas pastillas amarillas en su bolsillo, no pedimos que te identifiques frente a todos pero Dios quiere que sepas que El sabe y te ama.”

Seguimos luego con el programa del Congreso. Esto que ya te he contado sucedió el sábado 18 de marzo, el domingo en un receso se se acerca un joven de aproximadamente 17 años y contó lo siguiente: “Ayer llegué con ira y tristeza en mi corazón. Vine obligado. No quería estar aquí. Cuando ustedes comenzaron a orar me quedé por respeto. Uno de ustedes de repente comenzó a decir que alguien había pensado suicidarse con unas pastillas amarillas. Esto me impactó mucho pues era el color de las pastillas que tenía con las que no sólo pensaba matarme sino que también había pensado matar a mi familia. Pasaron unos minutos y otro de ustedes dijo que esta persona andaba con una de estas pastillas en el bolsillo. Entonces ahí me convencí. Esto es Dios. Pues sí soy yo. Yo traía una de esas pastillas en el bolsillo. Ahora tengo paz en mi corazón, la tristeza y la ira se han ido”. ¡Gloria al Señor Jesús!

Dios es muy bueno y quiere co-habitar con nosotros en nuestros hogares para evitar estas y otras tragedias. Son muchos los jóvenes con todo un futuro por delante, pero sufriendo de depresión, muchos no ven un futuro lleno de esperanza. Cuando la familia está mal, sin Dios en el centro, los jóvenes toman decisiones desastrosas. No ven en sus adultos un ejemplo o modelo de plenitud.

Lo digo pues lo mismo me sucedió a mi. Cuando joven yo también veía a los adultos al rededor mío (mis padres peleándose y en proceso de divorcio, mis tíos también, divisiones familiares, parientes que no se tratan como familia, etc..) todo esto junto a las luchas normales de un muchacho fue aprovechado por el enemigo para sembrar la falsa idea de que ‘mi futuro iba a ser igual, que lo mejor era acabar con mi vida’.

Hoy tengo mi esposa, mis dos hijos y Jesús en el centro. El pasado familiar no tiene porqué repetirse. Jesús rompe con el pasado dañino. El Señor me salvó y me sanó de la depresión. Además inmerecidamente soy canal de sanación para muchas vidas. La estrategia del Malo no resultó. El Amor de Dios es más Poderoso.

La solución es llevar a Jesús al centro de cada familia. Que cada casa sea una hoguera de Amor. Un lugar de refugio para los más débiles, los niños, los jóvenes que necesitan tanto que se les guíe y cuide. Este fin de semana hubo muchos testimonios. Pero a mi me basta con que se salvó esta familia y este joven.

¿Estás de acuerdo con lo que digo, que los niños y jóvenes son esponjas que absorben lo que sus adultos les dan? ¿Qué te parece esta revelación tan exacta de las pastillas amarillas? ¿Qué te dice esto sobre Dios? Comparte esto con quien quieras y deja tu comentario. 

FacebookTwitterGoogle GmailEmailPrint

20 Comments

  1. Hola Hermano Miguel Horacio gracias por compartir este testimonio, me hace ver a como es Dios, que hace hasta lo imposible para manifestarnos el gran AMOR que nos tiene.

    A el sea toda la Gloria, el Honor y el Poder, que mi dulce Jesús siga derramando sus bendiciones en Usted, para que siga siendo ese instrumento de sanación.

    Reply
    • Amén! Gloria a Dios!

      Reply
  2. Hola hno. MH te envio un fuerce abrazo desde nuestra Comunidad Siervos de Cristo Vivo de Brooklyn. Cada vez que escucho testimonio como este tan edificante el gozo y la Algeria que ustedes viven se hace reciproco en mi, y lo manifesto por que las promesas y fidelidad de Dios se hace visible en medio de de los que se han atrebido a creerle. Les damo la gloria al Señor.
    Cuenten como siempre con nuestras oraciones.
    Saludandoles en Cristo:
    Blas Morel.

    Reply
    • Gracias Blas por tu oración. Esto es ‘tuyo’ también. Hazlo en Su Nombre.

      Reply
  3. Este mensaje llega en el exacto momento, en el que voy a atender a un joven con las mismas tendencias. Gracias por que me da LUZ respecto a lo que DIOS quiere hacer en su vida. GRACIAS DIOS POR HABLARNOS TAN CLARO y decirnos lo que quieres tu hacer: “llevar a Jesús al centro de su familia. Que su casa sea una hoguera de Amor”.

    Reply
  4. Es edificante ver cómo el domingo nos habló de la samaritana que habiéndole revelado lo que ella creía oculto a los ojos de Dios , hoy le revela a este hermano necesitado de la Gracia de Dios ! 🙏💒rogamos para que sigan lloviendo Rios de Agua Viva en su ministerio !

    Reply
    • amén! Gracias por orar por mi.

      Reply
  5. ¡Qué hermoso testimonio! ¡Gloria a Dios! Gracias por compartirlo.

    Reply
    • Muchas gracias

      Reply
  6. Gloria a Dios! que se derrama siempre en abundancia y este pasado fin de semana no fue la excepción, también en Monterrey en el retiro de los 50 años de la RCCES; agradezco a mis hermanos Ingrid y Alfredo y les envió bendiciones por la maravillosa y ungida oración que hicieron a los servidores el viernes por la noche y que permitió que el cansacio desapareciera y la alegría aflorara para el servicio al Señor, Dios bendiga tu vida, tu familia, tu ministerio y a todo tu equipo.

    Reply
  7. Definitivamente, ¡Dios es bueno!

    Reply
    • Muy bueno y además está de buen humor 😉

      Reply
  8. Gracias Miguel por compartir este testimonio, que edifica y mujeve, a mi8 me llegó al corazón y a las lágrimas, tengo un hijo de 19 años es mi segundo regalo de Dios que me costó mucho que llegara (7 años de espera y dos abortos) y no se que haría si mi hijo le pasara algo irreparable.
    que Dios te bendiga por compartir testimonios como este. que mi Señor te siga conservando esos dones extraordinarios para el bien de su pueblo amado.

    Reply
    • Nosotros los padres debemos crear ambientes en los cuales ellos puedan ‘beber’ de la Presencia de Dios y todo estará bien.

      Reply
  9. GLORIA A DIOS!!!! GRACIAS POR COMPARTIR HERMANO MIGUEL, LO COMPARTIREMOS CON MAS PERSONAS, ESTE TESTIMONIO INCREMENTA NUESTRA FE, Y SOBRE TODO DA ESPERANZA A LOS CORAZONES AFLIGIDOS. BENDICIONES

    Reply
  10. Totalmente de Cuerdo Hermano, a veces me preocupo por el mundo que le dejare a mis Hijos y que si la forma de educarlos es la correcta, la paz vuelve a mi cuando recuerdo que Jesus esta conmigo. Que si permanecemos prendidos de El y lo llevamos al centro de nuestro Hogar y Matrimonio podremos asegurar un buen ambiente para que ellos puedan crecer sanamente.

    Bendiciones y un fuerte Abrazo!

    Reply
  11. Cada vez me convence más que esta es la dirección que el Rey Jesús señaló para ayudar a sus hijos, espero en Jesús qué toda su iglesia tome el camino y ayude a tantos necesitados el procedimiento es claro solo es creerlo, no se necesiten más proyectos, solo seguir el que Jesús por medio de su Espíritu ha señalado. Que Dios TRINO te siga bendiciendo Miguel y que la Virgen Maria te guarde a ti y tu familia.

    Reply
    • Gracias seguimos adelante…juntos!!!

      Reply
  12. Esto que usted comparte,reafirma mas mi creencia de que Dios nos ama y siempre esta buscando la forma de hacernoslo saber y sentir. Gracias hermano Miguel Horacio por compartir tan hermoso mensage.

    Reply
  13. Buen día, que grande es el Señor Jesús, grande su amor para con todos y en especial para el que mas lo necesita que se le revela por medio de ustedes siervos de Dios a este joven, Toda la Gloria al Señor, bendiciones a ustedes hermanos.

    Reply

Trackbacks/Pingbacks

  1. Dios bendice a quien se equivoca | Miguel Horacio - […] sobre la bendita exactitud del carisma de Palabra de Conocimiento (si no lo leíste haz click aquí Las Pastillas…

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *